El aprendizaje de los refranes

Se podría decir que de manera incomprensible son muchas las personas las que no saben que el refranero español, así como el refranero de cualquier otra nación, esconde una gran cantidad de enseñanzas populares. De hecho, entre los refranes y su significado se puede bucear durante largos meses e incluso durante largos años y aprenderíamos muchas cosas de la historia. Sí. Hemos dicho de la historia. Y es que en esas pequeñas palabras, en esos versos que a veces parece que están completamente inconexos, se puede esconder todo tipo de cultura. Desde una enseñanza popular a modo de moraleja hasta algo de medicina.

Cuando hablamos de los refranes casi siempre nos referimos a las enseñanzas populares que estos nos quieren hacer llegar. No hay más que ver los libros de historia y comprobar que en aquella época también había personas como nosotros con las mismas preocupaciones que tenemos hoy en día. De hecho, tanto los padres y las madres del siglo XV o el siglo XVI, también se preocupaban mucho de que sus hijos y sus hijas llegarán tarde a casa. Sabían que por las calles, a oscuras, había mil y un peligros. Es por ello por lo que se crearon gran parte de estos refranes populares con el único objetivo de concienciar a los jóvenes de aquel entonces de los peligros que podían correr.

refranesysusignificado.net_02

Sin embargo, hay que decir que no solamente se esconden enseñanzas populares detrás de los refranes. Tal y como hemos dicho al inicio de este artículo, hay muchas otras enseñanzas. En función de la cultura que tuviera un determinado pueblo, se podían esconder centenares de enseñanza relacionadas con el mundo de la medicina. Y es que, los doctores de aquella época encerraban en estas pequeñas frases algunas enseñanzas y algunos consejos que de otra manera no podían hacer llegar a las personas. Y es que a diferencia de la actualidad, la medicina, o mejor dicho los conocimientos de la misma, no estaban tan extendidos.


De todos modos, pensamos que puede ser una maravillosa idea que vosotros seáis, amigos lectores y lectoras, los que completéis este artículo. Lo podéis completar con aquellas experiencias que vosotros habéis tenido con el mundo de los refranes. Además, si tenéis algún dato adicional que aportar, nosotros no solamente estaremos encantados de recibirlos sino que al mismo tiempo también estaremos encantados de comentar lo de analizarlo y por supuesto de investigarlo. Ánimo y comentad.

Publicado en Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*