Piel atópica intolerante o reactiva

La piel atópica es una condición totalmente desagradable que puede molestar y angustiar al paciente. Se le puede denominar también piel reactiva o intolerante.

Sucede cuando la piel del individuo es mucho más delicada y se ve afectada por factores que no deben crear ningún tipo de reacción en lo cotidiano. En el caso de los niños se torna aun más molesta.

La piel atópica del bebé debe tratarse con mayor atención para así evitar que se vea lesionada y que el niño se encuentre en tranquilidad, ya que por lo general su piel es más frágil o inmadura en comparación a la de un adulto.

Dentro de los síntomas de la piel intolerante o reactiva se puede observar prurito, enrojecimiento, sequedad, tirantez y descamación cutánea, ahora sí suponemos uno o todos estos síntomas de piel atópica en un niño es mucho peor.

Algunos de los factores o agresiones que deben tolerar normalmente la piel y afectan a las personas con piel atópica son:

  • Cambios bruscos de temperatura
  • Brisa
  • Bajas temperaturas
  • Contaminación
  • Exposición moderada al sol
  • Emociones fuertes
  • Ciertos productos cosméticos

En el momento que está presente uno de estos factores es cuando la piel atópica del bebé se ve afectada y aparecen esas sensaciones de picor, quemazón y hormigueo, fuera de eso la piel luce normal.

¿Se puede tratar?

Se deben utilizar productos dermocosméticos específicos que aseguren y garanticen el cuidado de la piel, también es necesario adaptarse a normas de higiene para prevenir o limitar las posibles reacciones de la piel intolerante o reactiva.

Algunas de las marcas con formulas de calidad, hipoalergénicas, sin perfume ni conservadores que puedes usar para restaurar la barrera cutánea de tu pequeño son:

  • A-Derma
  • Be+
  • Bepanthol
  • Hidrotelial
  • LetiAT4
  • Mustela
  • Pediatopic
  • Nutraisdin

También debes tomar en cuenta algunos cuidados especiales para la piel atópica del bebe como:

  • Bañar al bebé con agua tibia, no puede ser muy caliente ni muy fría, una temperatura de 36° es ideal
  • Para lavarlo usa productos de higiene sin jabón, perfume o conservadores, que tengan un mínimo de ingredientes, para ello ten en cuenta las marcas mencionadas
  • Aplica productos hidratantes y calmantes de acorde a las necesidades de la piel del bebé justo después del baño
  • Las pieles reactivas no suelen tolerar entrar en contacto con el agua, por lo tanto para el aseo durante el día y el cambio de pañal utiliza alguna solución limpiadora sin enjuague.

 

 

 

Publicado en Infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*