¿RECUPERACIÓN TRAS LA CRISIS?

Cada día surgen nuevos datos controvertidos sobre la crisis económica en España. Ahora negativos, ahora positivos, ahora estadísticas que dependiendo del medio ofrecen una versión u otra de los hechos. Las dudas se presentan cada vez que uno abre los periódicos o enciende el televisor para conocer las novedades del telediario.

Entonces, ¿la crisis perdura? Los tiempos siguen sin ser boyantes, pero la situación ha empezado a girar sobre sí misma y ofrecer un horizonte más esperanzador. En enero de 2017, las voces que llegaban desde el FMI eran verdaderamente positivas sobre el futuro de la economía española al destacar ‘su impresionante recuperación’.

Aún así, el Fondo Monetario Internacional también insistió en ciertas medidas a llevar a cabo para que el camino siga sumando más que restar. Esas medidas estarían relacionadas con la subida del IVA en los impuestos y de los impuestos medioambientales. El objetivo de déficit del PIB se ha cumplido pero aún han de tomarse más medidas para conseguir paliar la apabullante crisis del mercado económico nacional.

Las previsiones y estudios, dentro de la situación, son positivos y revelan que de seguir cumpliéndose los mandatos y llevarse a cabo el impacto previsto durante estos meses siguientes, el objetivo del déficit estará más cercano de conseguirse.

EL PAPEL DE LA VENTA DE SOCIEDADES EN LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

El apoyo a las empresas medianas y pequeñas ha sido de gran importancia para que la recesión torne positiva y el futuro sea más esperanzador para el pequeño (gran) emprendedor. En ese sentido, el papel de la venta de sociedades ha sido vital. El mercado del reciclaje empresarial empieza a presentar sus frutos ante la atenta mirada de los empresarios más avispados del mercado.

En un principio, apostar por sociedades ya creadas (de segunda mano) suponía un riesgo ante la ignorancia del funcionamiento, tanto legal como económico, de las mismas. Sin embargo, y debido a este tiempo borrascoso en la economía nacional, la venta de estas sociedades se han erigido como una de las opciones más fiables para emprender una nueva aventura.

Las razones no son pocas, y todas ellas tan prácticas como rápidas de ejecutar: el laborioso trabajo legal que ha de asumir un empresario al crear desde cero su empresa se ve reducido al contar con todos los permisos en regla de estas sociedades urgentes. La presencia de un notario agiliza y da validez a la actividad de la nueva empresa, empresa que puede reactivarse en pocos días tras su venta. El sueño de todo empresario.

Publicado en Negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*