¿CÓMO MEDIR LA VELOCIDAD DEL INTERNET?

Al suscribirnos y contratar a alguna empresa de internet solemos investigar y preguntar primero la velocidad del internet, para así saber qué tan rápido y eficiente llegará a ser, pero eso no quiere decir que no lleguemos a tener dudas de si nos está llegando toda la velocidad que debería.

Si la velocidad del internet no es la que nos habían ofrecido, puede deberse a muchas causas, pero la primera comprobación es siempre la misma, y es la de hacer una medición de la velocidad del internet.

Realizar estas mediciones resultan algo muy sencillo y fácil de hacer, pero esto puede llegar a complicarse si no se sabe a que recurrir.

Es importante que conozcas las sencillas formas de cómo medir tu velocidad de tu conexión a internet, no solo de tu ordenador de mesa, sino también de tu teléfono móvil.

En la web puedes conseguir mil y una opciones de test de velocidad de internet, los cuales son muy buenos y precisos, además de que son gratuitos y rápidos.

Algunas cosas que debes tener en cuenta al momento de iniciar alguno de estos test es que, para empezar, debes tener todos los programas P2P cerrados y que no estés realizando ninguna descarga, ni ninguna actividad que consuma ancho de banda.

¿CÓMO INICIAR UN TEST?

Solo basta con que coloques en el buscador de Google test de velocidad de internet, allí se abrirán una gran serie de opciones que puedes elegir libremente sin ningún problema.

Generalmente estas páginas suelen ser muy sencillas de utilizar ya que no requieren de un registro o un pago, sino que al momento de ingresar en ella solamente se muestra un botón de inicio que es el que comenzará a medir nuestra velocidad de nuestra conexión a internet.

Ya que estas páginas usualmente son gratuitas, para poder remunerarse suelen colocar demasiada publicidad, por lo que en alguno de los casos este botón de inicio puede encontrarse un poco más escondido de lo que imaginamos.

Por lo general este tipo de test medirá primero tu PING, que significa el tiempo de respuesta de tu conexión. Luego de esto iniciará un proceso de descarga en el cual medirá que velocidad alcanza, y por último medirá también la velocidad de subida.

Al finalizar el proceso de descarga te mostrará los resultados, y ya solamente te quedará comparar los resultados que ha arrojado la página con los que te ha ofrecido la empresa de internet.