Categorías
Turismo

DONDE ALOJARSE EN MALLORCA CON NIÑOS

Mallorca es un pequeño paraíso el cual, a la mayoría de los españoles no pilla nada lejos y sin embargo es un destino perfecto para hacer en familia.

A la hora de viajar a Mallorca con niños, es necesario organizar ciertas cosas por adelantado. Sobre todo si se tiene pensamiento de ir en verano, pues el es momento cuando la isla recibe más turismo. Desde la península, es posible encontrar vuelos low cost bastantes bien de precio, pero por ello es necesario ir mirando con tiempo con el fin de encontrar las buenas ofertas. Por eso, si se reserva con varios meses por adelantado se tendrá la oportunidad de viajar a bajo coste en este sentido.

Al igual que con los vuelos, la oferta de alojamientos en la isla es muy variada aunque no todos los establecimientos están adaptados a aquellos que viajan con bebés y niños. Hay algunos con actividades que duran hasta muy tarde que no siempre pueden convenir a un viaje de tipo familiar. Lo ideal es consultar los servicios de los que dispone el hotel con el fin de no llevarse ninguna sorpresa desagradable a la llegada. Otra buena opción en este sentido pueden ser los ressorts adaptados a familias que cuenta con piscinas con toboganes y diferentes tipos de atracciones así como actividades para que los mas pequeños de la casa se lo pasen en grande.

Otra cosa a tener en cuenta es saber donde alojarse en Mallorca con niños. Pues, esto dependerá de vuestras prioridades e itinerarios de Visita. Mallorca cuenta con infinidad de cosas a visitar: calas de aguas turquesas y transparentes, playas de arena blanca, ciudades y pueblos históricos con infinidad de monumentos, parques acuáticos y de atracciones, montañas, lagos, miradores… La oferta de actividades en este sentido no es escasa.

Y si queréis vivir una experiencia inolvidable en Mallorca con niños otro de los factores a tener en consideración es la época del año en la que ir. La temporada alta (meses de julio y agosto) es ideal para disfrutar de las magnificas playas de la isla. No obstante, tendréis que compartir vuestra experiencia en familia con otros muchos turistas ya que la isla se abarrota. Y esto quiere decir restaurantes, carreteras, playas y monumentos saturados. Organizarse bien será clave para disfrutar con niños en este periodo.

Y si tenéis ocasión de ir una vez fuera del periodo de alta demanda, como por ejemplo de abril a junio o de septiembre a finales de octubre, notaréis una diferencia de turismo considerable que os permitirá descubrir una isla mucho mas relajada para disfrutar a tope en familia. Una web que habla bien de todas estas cosas a la hora de viajar con niños es la de la familia de Viajandodo.com por lo que si queréis aprender de unos expertos en lo de viajar con niños recomendamos mucho su blog.