Como se hace el cambio de la bomba de agua

Hacer el cambio de la bomba de agua de forma adecuada, te permitirá que el coche opere a una temperatura óptima. En todo caso, para comprar tu bomba de repuesto te recomiendo hacerlo en: www.reciclaperezoso.com, porque allí encontrarás siempre el precio más bajo y las bombas de agua de la mejor calidad.

En todo caso, esta es una reparación que podrás hacer por tu cuenta o directamente en un taller especializado. Por esto te he preparado este post, para que puedas saber cómo hacerlo, y que así puedas elegir siempre la opción que se adapte más fácilmente a todas tus necesidades.

Consejos para el cambio de la bomba de agua

El cambio de la bomba de agua es algo básico a tener en cuenta cuando tienes un coche, especialmente porque es una de las reparaciones más importantes que tendrás que hacer. En un taller esta reparación puede tener un coste de hasta 1000 euros dependiendo del modelo de tu coche.

Por este motivo, puede que quieras comprar la bomba por tu cuenta en un desguace y ahorrarte mucho dinero al instalarla por tu cuenta. Esto puede costarte entre 60 y 160 euros, y debes seguir estos pasos:

Quita la bomba vieja

Para quitar la bomba vieja debes tener en cuenta que el coche debe estar completamente frío, y preferiblemente que esté elevado. En este punto, debes comenzar con el drenaje del líquido refrigerante del sistema, sin tener ningún tipo de accidente.

Luego de esto, desconecta las mangueras de la bomba de agua, para que se pueda acabar de drenar completamente el líquido. Cuando ya no exista líquido en el sistema, será el momento de quitar los tornillos de fijación de la misma, para retirarla del motor dejando toda la zona completamente limpia.

Instala la bomba nueva

Es momento de instalar la bomba de repuesto en tu coche, pero antes debes verificar que el modelo que compraste es el mismo que acabas de quitar. Cuando ya compruebas esto, será el momento de colocarla en su lugar con los tornillos de fijación y colocar nuevamente las mangueras en su lugar.

Cuando todo esté en su lugar, procede a llenar todo el sistema con líquido refrigerante, y púrgalo encendiendo el coche y dejándolo calentar. Apaga el coche, y procede a rellenar el faltante de líquido refrigerante, y debes dejar reposar el coche por 4 horas antes de volver a utilizarlo.