Categorías
Uncategorized

Cuando debes cambiar las pastillas de freno

Los sistemas de seguridad que tiene nuestro coche son importantes y los frenos pueden ayudarte a evitar accidentes. Por este motivo, debes asegurarte de mantener las pastillas de freno en buen estado para garantizar así que tendrás un rendimiento completamente óptimo.

Los frenos permitirán evitar cualquier tipo de accidentes, y es por esto que se deben cambiar siempre que sea necesario. Por este motivo, he preparado este post para ti, con las señales que te indicarán que tu coche necesita un cambio en las pastillas de freno, por lo que te recomiendo seguir leyendo.

Momentos para el cambio de las pastillas de freno

Existen algunos indicadores para que debas hacer el cambio de frenos en tu vehículo, dentro de estos están los siguientes:

Pedal esponjoso

A medida que vas conduciendo tu coche te irás acostumbrando al tacto del pedal. Pero en algunos momentos se vuelve muy esponjoso, lo que quiere decir que tendrás que presionarlo mucho para conseguir frenar. Esto puede deberse a que el líquido de frenos está muy deteriorado, o defectos en el sistema de frenos que deben ser reparados de inmediato en un taller.

Ruidos y vibraciones

Los ruidos que se producen en los frenos pueden deberse a la deformación de los discos de freno. También están relacionados con un desgaste irregular de las pastillas de freno, por lo cual debes asegurarte de hacer un mantenimiento periódico a tus frenos. Los ruidos que hacen las pastillas pueden deberse al desgaste o al excesivo cristalizamiento de las pastillas, siendo en ambos casos necesario sustituirlas de inmediato.

Distancias de frenado

Si necesitas cada vez más espacio para que tu coche pueda detenerse debes asegurarte de revisar bien los frenos. Para que la frenada sea eficaz, los frenos jugarán un papel fundamental, y estos deben estar en buen estado. Con el desgaste de las pastillas, se aumentará la distancia, y podrías encontrarte con derrapes inesperados.

Pedal de freno muy duro

La fuerza que haces en el pedal está relacionada con el servofreno, que hace que puedas accionar el freno sin hacer mucho esfuerzo. Sin embargo, si se produce una avería en el servofreno se producirá un endurecimiento en el pedal. Debes tener en cuenta que, si tu coche no es de pedal duro y se endurece, debes llevarlo de inmediato al taller para una revisión.

Recuerda que, siempre debes estar revisando los frenos para evitar cualquier tipo de desgaste innecesario y que tengas un sistema de frenado óptimo.